comunicat extraordinaria jump

La energía ni se crea ni se destruye, ¡se transforma!

Si, te hablo de la Ley de la conservación de la energía y termodinámica, pero en este capítulo lo quiero enfocar a TU energía más concretamente.

Tanto tu como todo lo que te rodea, está cargado de energía y me gustaría que tomes consciencia de la importancia que tiene cuidarla. Tampoco me voy a poner muy mística (porque no viene al caso) pero seguro que alguna vez has experimentado que después de estar con cierta persona o en cierto lugar, tu energía ha cambiado completamente: a positivo si te ha contagiado de calma, serenidad, flow positivo, entusiasmo,… o hacia negativo si te sientes ‘plof’, sin fuerzas, triste, estresada… Esto se debe a que la energía es contagiosa, se transforma.

¿Por qué te cuento esto? Porque como emprendedora debes prestar especial atención a este tema:

  • Cuida tu energía personal con momentos de ocio y placer. Puedes incorporar la meditación en tu día a día o conectar con tu cuerpo a través de tu deporte favorito, yoga o baile.
  • Cuida la energía de tu casa y de tu lugar de trabajo. No dejes que cualquier persona ‘desequilibre’ tu entorno. Cuesta mucho conseguir la energía que quieres como para echarlo a perder en un plisplas.
  • Y por último y en realidad es el tema principal que quería comentarte hoy: Rodéate de gente que te potencie. ¡Al loro con esta frase que acabas de leer, es más contundente de lo que puede parecer a priori!

Me refiero a que debes seleccionar bien con quien te rodeas habitualmente ya que según estudios “Somos el promedio de las 5 personas con las cuales más nos relacionamos en nuestras vidas”. Con lo que para mí, hace tiempo que se acabaron las relaciones ‘por compromiso’ dando paso prioritario a las voluntarias y placenteras.

En su momento (y es un tema que a medida que vayamos teniendo más confianza ya te contaré)  me costó alinear mi energía con la de la casa, la de mi estudio e incluso la del coche con mis valores, mi forma de ser y de enfocar la vida. Una vez conseguido, procuro conservarlo. ¿Cómo? Eligiendo con quien me relaciono en mi día a día, a quien invito a casa o con quien mejor quedamos en una cafetería, con quien quiero trabajar (esto incluye el tener que decir NO a un posible cliente si es necesario) y dejando de hacer cosas por compromiso.

A la que te sales de ahí recibes un ¡ZASCA! Seguro, sin excepción, por el simple motivo que te estás siendo infiel, estás dejando de ser auténtica y esto no te puede llevar a nada bueno.

Dicho esto, quiero acarar un par de detalles: en general suelo ‘dejarme llevar’ para descubrir lo que surja y ¡me encanta! No es que esté todo el rato seleccionando minuciosamente con quien ir o no, una cosa no quita la otra. Me refiero más bien a que si algo o alguien no te gusta, aprendas y no repitas voluntariamente.

Y segunda: en esa selección, no me refiero a ‘echar de tu vida’ a una amiga o familiar que esté pasando un mal momento (pobrecita mía, queda con ella en tu casa ¡por supuesto!) ni situaciones puntuales, sino a este tipo de personas que tienen la solución en su nariz y gira la cara no sólo evitándola, sino metiéndose a la vez en otro sarao mientras se quita la mochila y te la cuelga a ti cada vez que la ves.

Mi intención es recordarte que eres libre de elegir en todo momento para disfrutar. Una emprendedora necesita TONELADAS de energía pro-activa.

Y si me permites un último consejo: Ten un grupo de master-minds con quien compartir la evolución de tu negocio. Si te interesa el tema estáte bien atenta que pronto hablaré al detalle de este tema que creo que es VITAL para hacer crecer y disfrutar de tu negocio.

 

it's time to shine programa marketing creativo

¿Te ha gustado? Comparte con tus seguidores:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

2 comentarios en “La energía ni se crea ni se destruye, ¡se transforma!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *